Categorías
Colaboraciones

«Vaporwave», una historia de tecnología y de cultura popular 5 minutos

Autor: Sebastián Colón Avilés
Correctora: Laura De Buen Visús

Tecnología y sociedad

La tecnología siempre ha influido en cuestiones filosóficas y culturales en cada sociedad durante el transcurso del tiempo. El vaporwave es parte de la unión entre la tecnología y la cultura representada por medio de experimentos audiovisuales, y nos cuenta una historia sobre la cultura popular y la internet. Después de la Segunda Guerra Mundial, la cultura de las masas y lo popular llegaron a su apogeo. La cultura de masas es inevitablemente comercial (Storey, 24). Se considera, por parte de los estadounidenses que estaban entrando en nuevos proyectos capitalistas utilizando estos medios de comunicación, que los televisores y las radios fueron los primeros medios de comunicación masivos. No es hasta que llegamos a la década de los 80 del siglo XX que surge otro medio masivo más contemporáneo: el ordenador. Este era, al principio, una máquina que solo tenía una acción o ejecución de datos. Luego, esa acción fue expandiéndose comercialmente hasta ser un medio para diversos usos. Y, si el ordenador ya era bastante desarrollado, imaginemos cuando integraron la internet. Fue el boom tecnológico de finales del siglo XX y principios del siglo XXI. 

Orígenes del vaporwave

Los orígenes del vaporwave cuentan una historia en la que, por medio de la tecnología, la internet y los usos de las redes sociales, se originó un movimiento cultural y, en concreto, estético. El origen del vaporwave tiene muchas interpretaciones dependiendo del lado desde el que se quiera explorar, ya sea en lo visual o en los experimentos musicales. Este escrito se concentra en el impacto del vaporwave y en lo que puede transmitir este movimiento cultural. Así pues, dentro de este movimiento se puede encontrar la fusión entre lo oriental y lo occidental. Hay esculturas de dioses grecorromanas, arte japonés del Ukiyo-e e influencia de la cultura popular de los Estados Unidos —tanto en la arquitectura como en la romantización de ciudades de la década de los 80 del siglo XX, como Los Angeles o Miami—. Para entender el porqué de estos elementos visuales hay que aclarar el contexto histórico, específicamente en las relaciones entre Estados Unidos y Japón. 

Contexto histórico

Japón al principio del siglo XX era un imperio creciente en el Pacífico hasta que, al final de la Segunda Guerra Mundial, los japoneses retiraron sus posesiones ultramarinas y empezaron un nuevo Gobierno democrático con apoyo —y una adaptación política— de parte de los países que conformaban Occidente. Este apoyo fue dado por circunstancias geográficas, ya que la Unión Soviética estaba cercana a Japón y el hecho de tener a Japón como aliado sería beneficioso por parte de la alianza no solo occidental, sino capitalista. Es aquí donde Japón se integra a la economía capitalista. Ahora bien, toda economía capitalista trae una serie de culturas, como la cultura de masas y, sobre todo, de consumo. Esta relación económica entre Japón y Estados Unidos se convierte en lo que llamaríamos «el milagro japonés», una época en la cual Japón se convirtió en una potencia económica importante. Esta relación comercial y cultural abre las puertas a los principios del vaporwave prematuro, ya que, con la cultura de consumo y de masas, Japón fue integrándose al bloque occidental: sus anuncios comerciales, sus canales de televisores e incluso sus movimientos sociales. En definitiva, fue entrando en una cultura de asimilación estadounidense. 

Vaporwave, futuro, tecnología y nostalgia

El cyberpunk se caracteriza por el uso de colores neones como una visión futurista, pero al mismo tiempo una nostalgia dentro de la imaginación de un colectivo. El vaporwave es una nostalgia, pero no tiene un lugar en específico. Se puede aclarar que es la nostalgia de la década de los 80 del siglo XX en cuestiones musicales, artísticas y, especialmente, en el comercio visual. Integra las metrópolis avanzadas, la lluvia, los colores neones y, en particular, el escape imaginario de la realidad por una sociedad capitalista. Esto puede convertir al vaporwave en un punto de crítica a la cultura de consumo. Parte de este escape de la realidad es la filosofía del movimiento artístico japonés Ukiyo-e, ya que se dedica a relatar los escapes de la vida diaria y los placeres que trae la ciudad de Edo como refugio. El vaporwave tiene varios subgéneros dentro de sus movimientos visuales, como synthwave, mallsoft o casetes de videos, pero todos llegan a la misma historia: una sobre soledad ante una cultura masiva de consumidores en pleno siglo XXI. En conclusión, es una manifestación de las ansiedades del futuro incierto que nos trajo el mundo capitalista. 

vaporwave synthwave retrowave cyverpunk

Referencias

PINKAS. The Vaporwave Subgenres Video. YouTube, YouTube, 15 Dec. 2019, https://www.youtube.com/watch?v=W-dK2naYOiE&t=1055s. Accedido el 27 de agosto de 2022. 

Rice Squad. What Is Exactly Vaporwave AESTHETICS? YouTube, YouTube, 11 Sept. 2019, https://www.youtube.com/watch?v=9LQNeLwVaK8&t=100s. Accedido el 23 de agosto 2022. 

Storey, John. Teoría Cultural y Cultura Popular. 3ª ed., Ediciones Octaedro, 2012.

Sobre el autor

Sebastián Colón Avilés es un puertorriqueño al que le encanta leer sobre historia, ficción y mangas. Sus áreas de estudios e investigación van dirigidas a la Historia Cultural, las luchas estudiantiles en la Universidad de Puerto Rico, el Imperialismo y la Historia Contemporánea de Puerto Rico. Actualmente es estudiante de Maestría en Estudios Culturales y Humanísticos en la Universidad de Puerto Rico Recinto Universitario de Mayagüez. 

Una respuesta a ««Vaporwave», una historia de tecnología y de cultura popular 5 minutos»

Deja un comentario