Categorías
ARTÍCULOS Cultura y Arte

Nox Arcana: un viaje a la oscuridad8 minutos

Autor: M.E.F.P.
Correctora: Laura De Buen Visús

Hay varios motivos para escuchar música. Dejando aparte el primero que nos acude al pensamiento, que es el simple entretenimiento, se puede observar que el resto guarda relación con el poder evocador de este arte: puede usarse como fuente de relajación, para ambientar alguna situación o, combinando ambas, para conseguir que un lugar esté más sosegado. Llevando este poder evocador más allá, podemos observar lo lejos que nos puede llevar la música en las llamadas «bandas sonoras»: música creada a propósito para acompañar la historia de películas, series, videojuegos, partidas de rol… La música no solo afecta a nuestro ánimo, sino que, con suficiente receptividad, nos puede transportar a otros mundos.

• • •

Cuando uno invierte su tiempo en el intento de plasmar historias por escrito, acaba dándose cuenta de la necesidad de darles a esas historias un ambiente que sumerja al lector en el mundo del relato. No es suficiente con tener una buena trama y unos personajes que llamen a la inteligencia y los sentimientos de quien nos lea; también es necesario que los detalles ambientales toquen su parte subconsciente para poder captar su verdadero interés. Un buen método para conseguir este efecto en una obra escrita es que el autor evoque su propia parte instintiva… con música.

Hoy en día, es muy habitual encontrarnos con listas y recopilaciones musicales en YouTube pensadas para temáticas concretas. Algunas están pensadas para partidas de rol, otras para escritores y otras para acompañar al estudio. Incluso están apareciendo, y cada vez más, las que proponen temáticas realistas o fantasiosas cuyo simple objetivo es disfrutar imaginándonos en otro ambiente. Antes, cuando empecé a dedicarme en serio a escribir —porque llevo años en esto, aunque parece que sin resultados (brindemos por la tristeza de quien no sabe venderse y todo eso)—, no era tan sencillo. Había música ambiental, pero la poca música que no estaba pensada específicamente para películas o videojuegos era producida pensando en un ámbito comercial específico.

Así, la mayor parte de la música ambiental disponible hace ya más de una década era o bien música étnica de diversos pueblos (o su adaptación a un público mundial), o bien música relacionada con el concepto nebuloso de la New Age. Ambas me resultaban muy útiles, pero encontré otro camino: el llamado Dark Ambient. Haciendo un resumen simple, se trata de música pensada para el mundillo siniestro o gótico, que ya conocía y disfrutaba mucho por su rama metalera. Y, entre esos grupos, pronto tuve claro cuáles eran los que prefería (quizás hable algún día de Elend y Dead Can Dance). En esta ocasión hablaré sobre un grupo que me sorprendió con una increíble producción anual y gran variedad temática: Nox Arcana, «noche misteriosa» en latín.

Su música, realizada principalmente con arreglos electrónicos, surgió como un proyecto de los estadounidenses William Piotrowski y Joseph Vargo. Este último es el ilustrador de las portadas y los vídeos animados oficiales del grupo, y su página como ilustrador es otra maravilla al margen de su actividad musical. De hecho, ha dibujado sobre algunas temáticas que aún no se han tocado en Nox Arcana.

Nox Arcana es una agrupación muy apreciada en el mundo gótico, sobre todo en su país. Sus piezas musicales se utilizan incluso como elemento ambiental en eventos de Halloween y en parques de atracciones, llegando así al público general. Pero, como ya indiqué antes, me interesa su capacidad inspiradora.

Cada uno de sus discos está basado en uno o varios conceptos: la obra de un autor literario, una temática legendaria, lugares lúgubres… Como se puede imaginar, generalmente tienden a los dos temas preferidos de la música oscura: el miedo y la tristeza.

Su música «de miedo» tiene en mi opinión calidades muy variables. Los discos sobre una mansión maldita o sobre los cuentos de los hermanos Grimm cumplen su función de hacernos tener miedo a girarnos si estamos solos y de tener sueños inquietos si osamos reproducirlos al acostarnos. Aun así, los basados en las obras de Allan Poe y en La feria de las tinieblas de Ray Bradbury son bastante decepcionantes para mí. Adolecen de un defecto que comentaré más adelante.

Quizás el aspecto de la tristeza es el más malinterpretado del género gótico. En el caso de Nox Arcana necesitaríamos matizarlo, ya que no se trata del típico «me abro las venas» que suele imaginar el público mayoritario. Realmente, la tristeza reflejada en sus composiciones suele ser más reflexiva y melancólica.

Casi todos sus discos tienen alguna canción que podríamos calificar con esos adjetivos, como adecuado descanso a la temática general, pero habría que destacar lo que el propio grupo llama «Trilogía del Invierno». Es un conjunto de tres discos (Winter’s Knight, Winter’s EveWinter’s Majestic) dedicados al invierno en la Edad Media. En ellos encontramos piezas instrumentales realmente relajantes o conmovedoras, reinterpretaciones de canciones populares inglesas o eclesiásticas en latín. Sobre todo, el primero de estos discos es sobrecogedor y hermoso. Escucharlo a bajo volumen observando el cielo estrellado en algún lugar apartado es una experiencia casi mística que recomiendo encarecidamente. Personalmente, lamento que haya tanta gente que aún no haya escuchado Winter’s Knight.

Pero hay otro aspecto de Nox Arcana que quizás sorprenda por coincidir poco con la imagen que se tiene de la música oscura en la cultura popular, que como siempre eleva a norma el tópico. Quizás este sea el que más me sorprende y llena: lo que podríamos llamar «espíritu aventurero». Nox Arcana posee varias piezas dignas de un videojuego o de una película de acción y batallas. Del mismo modo, sus discos sobre fantasía épica y sobre leyendas de marineros son realmente potentes. Esa clase de música también la encontramos en el momento más apropiado de discos más tranquilos, para señalar detalles como la resurrección de Cthulhu, diversos episodios de Drácula o una invasión de zombis (tema algo pesado; personalmente, yo hubiese preferido extraterrestres, ya que Joseph Vargo tiene varios dibujos de ese tema).

Pero, aunque cada disco se especialice en una temática y en uno de estos aspectos, no se quedan solo en esa simpleza. Cada disco tiene un poco de cada (o al menos los mejores). Nox Arcana tiene una sorprendente capacidad para hacernos soñar con lugares exóticos y misteriosos, con paisajes poéticos o con terribles aventuras. En muchas ocasiones, usan efectos de sonido y no solo música —además de las obvias introducciones y despedidas vocales—; no puedo olvidar las breves descripciones de los Primigenios o el Ordo Dracul, Ave Dracula. Ya sea mostrándonos algo tan refinado como los mitos de Cthulhu y la leyenda de los Nephilim del libro de Enoc, o bien cosas tan populares como las leyendas de fantasmas, este grupo nos sorprende con su gran producción.

Esta productividad quizás sea la causante del telón de Aquiles de este recomendable grupo. Porque, si comprobamos su discografía hasta el día de hoy, veremos que el dúo de Estados Unidos llegó a elaborar desde 2003 al menos un disco al año, cuando no dos. Sospecho que a ello se debe el principal defecto del grupo, que también quiero comentar. A pesar de la sorprendente variedad de temáticas y las ocasionales colaboraciones con otros artistas, muchas veces la música, e incluso los efectos, son bastante repetidos. Hasta llegan a ser exactamente los mismos de un disco para otro. Puede entenderse que sacar una vez al año —o menos— un nuevo disco de temática «siniestra» es complicado. Aun así, incluso las temáticas de los discos están empezando a repetirse, o al menos esa es mi opinión. De todas formas, podéis juzgar por vosotros mismos en su página web.

Aun a pesar de que el grupo ya no tenga toda la oscura y mística originalidad que tuvo al comienzo, lo recomiendo. Invito a escuchar Nox Arcana a los que quieran música para escribir, para tener sueños interesantes o simplemente quieran oír algo distinto. Sus mejores discos son un clásico del mundillo y un auténtico viaje a las tinieblas.

Nox arcana viaje oscuridad

Deja un comentario