Categorías
Nuestros Poemas

Suspiro1 minuto

Autor: Nemo Sicilia
Corrector: M.E.F.P

Quiero morir bajo el sol
sobre la arena de tabernas.
No hay nubes, si auroras boreales.
Noto acidez desde la boca a los estratos.
Castañean mis dientes acompasando.
Tenso los músculos.
Me brotan los recuerdos,
mis manos dibujan un eclipse.
No puedo salir a verlo.
Paseo con mis hermanos.
Crecen en el cielo:
lluvia ácida, sombras de plátano.
Nada me importa,
solo mis botas mojadas.
Se calan mientras vislumbro 
los surcos, sus gestos.
Este árbol no me juzga, yo a él tampoco.
Estoy rodeado de niños.
Me fijo.
Sus caras forman polígonos.
Paralelos propios, rectos ajenos
cortan las ramas del cerezo.
El bonsái sí encaja en la norma,
en sus cables de tendido,
aristas donde sostener el circo.
Decepción cortada con decibelios
desde las cuerdas de mamá
hasta atravesar el marco
de pelo tono ala de cuervo.
Me sumerjo
en cristales opacos,
que contienen líquidos negros;
trasvasan la luz del neón purpura
a mis ojos rojos
adornados con el sueño del monje,
el vértigo de Katmandú.
Entre mi miedo y tu rabia,
el burka hace de frontera.
Lleno mis pulmones,
me besa el Caspio.
Miro arriba,
me sonríe la luna.
Solo conozco lo que ignoro.
Pierdo mi rostro en los Andes,
mi alma en Tokyo,
su odio en Luisiana,
tu amor en un 808.
Extraño tu tacto,
tu afecto, su mano.
La acompaño de camino,
caen follas novas 
por su chubasquero amarillo.
Me paro, pienso.
Ojalá no acabe este suspiro.

Deja un comentario