Categorías
ARTÍCULOS Cultura y Arte

La arquitectura y su galardón3 minutos

Autora: Luisa Vázquez
Correctora: Laura De Buen Visús

Para honrar el trabajo de arquitectos en construcciones que combinan cualidades como talento, visión y compromiso, impactando así a la humanidad de una manera significativa a través de la arquitectura, se galardona con el conocido como «Nobel de la Arquitectura»: el Premio Pritzker. Este premio fue establecido por primera vez por la familia Pritzker de Chicago en el año 1979 a través de su fundación Hyatt Foundation. Cada año se entrega a arquitectos de cualquier parte del mundo y, además, se considera el máximo galardón en esta disciplina.  

Este 2021, el premio se otorgó al despacho de arquitectos Lacaton & Vassal. Se trata de una oficina de arquitectos establecida en París y fundada por los arquitectos Anne Lacaton (1955, Francia), y Jean-Philippe Vassal (1954, Marruecos). Ambos se conocieron cuando eran estudiantes en la Universidad de Burdeos. Más tarde, los dos empezaron trabajando en Níger, que fue el parteaguas de la filosofía de su despacho. Esta filosofía habla básicamente sobre transformar espacios basándose en una relación directa con el medio ambiente; arquitectura real para gente real. 

Enfocados en el desarrollo de vivienda social, se han dedicado a transformar y readaptar espacios con poco presupuesto, buscando así soluciones a problemas principalmente energéticos. Este despacho se especializa en encontrar soluciones en lo ya construido, adaptándose a las nuevas normas gubernamentales acerca del aumento de espacios. 

Un ejemplo es la transformación que recibieron unos edificios de vivienda en Burdeos en 2017, donde se ampliaron espacios sin necesidad de desalojar a los habitantes en tan solo dos semanas y con un muy bajo costo. De este modo se aumentó el valor de la vivienda, concediendo 20m² a cada casa y mejorando sus fachadas. 

Otro ejemplo de su obra es la vivienda Cap Ferret, en donde apenas se toca el terreno con su construcción y los pinos atraviesan la cubierta de la vivienda. De esta manera, se prioriza la conservación del medio ambiente y, por consiguiente, su poca manipulación.  

Estos arquitectos buscan, claramente, una sostenibilidad en sus proyectos. Reconcilian la economía de cada diseño con el medio ambiente y hacen predominar las ideas de una transformación amigable. Es por esto que se les otorgó el Pritzker, y no es sorpresa que ahora sean mundialmente conocidos por su labor. Con ello se hace notorio su esfuerzo en hacer consciencia sobre la importancia de una arquitectura desarrollada pensando no solamente en la estética y la monumentalidad, sino también en sus habitantes y su contexto. 

Deja un comentario