Categorías
CULTURA Nuestras Ilustraciones

Trust the plasma

Ilustradora: Maiteshu
Corrector: M.E.F.P.

Continúa la carrera por encontrar el mejor tratamiento para tratar los síntomas del COVID19. Por lo pronto el tratamiento de los infectados se limita a la atención general de apoyo. Al fin y al cabo no se acaba de determinar una terapia global para atacar al virus directamente. 


Ante esta situación tan acuciante los sanitarios han comenzado a confiar en tratamientos más experimentales. Por suerte estos han arrojado algo de luz a la hora de determinar cómo se comporta este nuevo virus frente a nuestro sistema inmunológico. El uso de plasma de convalecientes en pacientes de alto riesgo ha entrado en escena como uno de los tratamientos más efectivos a la hora de reforzar nuestras defensas.


Se conoce como inmunoterapia pasiva. Consiste en transferir los anticuerpos de personas que hayan superado la enfermedad a los pacientes más inmunodeprimidos para que, de manera pasiva, su sistema inmunológico se vea reforzado.


Pero ¿funciona este plasma hiperinmunizado contra el COVID19? En base al ratio de mortalidad, sí, pero contando con unas circunstancias muy concretas.


Existen estudios que hablan de mortalidad 0 en los grupos de pacientes tratados frente a aquellos que no lo fueron. En ellos el virus se cobró un 14% de las vidas. Los grupos en los que se realizaron las pruebas sin embargo eran bastante reducidos y los resultados no pueden considerarse concluyentes. Además está el hecho de que el tratamiento es solo eficaz en aquellos que ingresan sin haber entrado en la fase crítica de la enfermedad. 

La mayoría de pronósticos es, a pesar de las dudas, favorable. Al fin y al cabo es un procedimiento que ya se llevó acabo frente a otras pandemias como la producida por el virus influenza o la gripe aviar, pero los investigadores en todo el mundo insisten en que es necesario diseñar un ensayo controlado en el que la influencia del plasma quede perfectamente clara como solución al COVID19 y así poder afirmar que la cura está en nuestro propio torrente sanguíneo.

ilustracion negro azul plasma

Deja un comentario