Categorías
Colaboraciones Proyectos conjuntos

Marco victoriano en París

Autores: Miguel Rebolledo y GurúRojo
Correctora: Gracia Vega

Era un lirio azul de reflejos blancos en una pequeña maceta, sobre el marco de una ventana, de un piso añejo, situado a algunos metros de la orilla del Sena.


Lirio azul, que todos los días observaba a una anciana, canosa, con un bastón de ébano. Se sentaba en un banco, verde, oxidado, de esos que huelen a cobrizo cuando llueve en París.

Siempre la acompañaba un gato de pelaje gris, ojos finos, almendrados, que ronroneaba entre sus piernas mientras enroscaba su cola en el bastón de la señora.

El cielo siempre saludaba gris en el distrito, el viento era suave, pero no cálido.

Preciosa estampa, de seres distintos de un mismo mundo. Para ellos las estaciones pasaban lentas, confirmando en sus cuerpos la relatividad del tiempo, pero en un mismo espacio. Al lirio le encantaba escuchar las gotas ligeras del comienzo del otoño impactar contra el cristal. El gato ansiaba empezar a oír el sonido de la anciana caminar por los adoquines al llegar. A ella simplemente le gustaba leer y contemplar al lirio como espectador omnisciente. Y al gato deleitándose de algo tan
inmaterial y a la vez tan vivo como su compañía.

En esa fina estancia se reflejaba una fuerte luz nacida del amor entre la Luna y el Sena que rebota en un espejo y completa el lirio azul con sus reflejos blancos. Cuando los días se hacían más largos y este momento coincidía con la hora de mayor esplendor creativo de la mujer de tres piernas, ella se convertía en la espectadora. Ella era inundada por la percepción ultrasensible. Y el lirio se hacía belleza, concepto, significado hundido más allá de su propia representación. Palabras trascendentales, etiquetas carentes de estereotipos, la efervescencia de lo ontológico… Se hacía poesía plasmada, que, la humilde, dejó caer a los pies de su musa para calzar unos pies que andarían de nuevo un camino para volver a lo concreto y poder ver el preámbulo de la firma de su compañera:

Lirio de reflejos blancos,
lirio de color azul,
todo llenas de oasis y descanso,
crece rápido, ve por el tragaluz,
antes de que te alcance mi hiato
entre los límites de un yo y algún tú.

foto flor blanco paris lirio

Deja un comentario