Categorías
Feminismo & LGTBI+ SOCIEDAD

¿Santas feministas?

Autora: Juliana Delgado

Correctora: Gracia Vega

Hoy en día, es común comprender la fuerte lucha social en pro de las mujeres; cada vez hay más personas conscientes de este gran problema de igualdad. A decir verdad, creo que podría mencionar que en este último siglo esa exigencia se ha hecho más evidente. Está claro que esta situación viene de tiempo atrás, cerca del 289 d.C., y, aunque incluso hoy la religión católica mantiene sus órdenes patriarcales como es lo tradicional, también cumplió un papel fundamental en esta necesidad promovida por la mujer.

De esta manera, podría ser válido decir que las primeras feministas, ansiosas de justicia y equidad, fueron las santas.

Partiendo de esa base, me gustaría nombrar a tres de las mujeres que impartieron una exigencia y que mostraron dominio frente a su género a través de situaciones que fácilmente podrían ser fantásticas y poco creíbles.

La primera de ellas, Santa Margarita de Antioquía (289 d.C – 304 d. C), fue una joven con un padre pagano que rechazó a la pequeña por su decisión devota hacia Dios y que, posteriormente, la entregó a una nodriza para que se encargara de su crianza. Un día de pastoreo, el entonces Emperador de la Diócesis romana de Oriente, Olibrio, la capturó. Su intención no era otra que someterla como esposa o tomarla como concubina. Ante esta imposición, Santa Margarita se negó rotundamente y decidió preservar su palabra y su dignidad como mujer.

Tanto fue el enojo del emperador que decidió torturarla públicamente, despojándola de sus ropajes frente a una multitud y lacerándola constantemente con antorchas y látigos. Independientemente de esto, Santa Margarita siguió intacta; su condena fue estar encerrada en un calabozo con las peores condiciones de vida. Esa misma noche, un demonio se le apareció en forma de dragón para atacarla, tentarla y burlarse de ella, pero, al momento de engullirla, Margarita defendió su vida con un crucifijo que le posibilitó destrozar las entrañas del dragón para finalmente sobrevivir.

foto santa margarita de antioquia dragon santas feministas
Santa Margarita de Antioquia

La segunda de ellas, Santa Rita de Casia (1381- 1457), fue una mujer ansiosa por la filosofía y el afán de educar. Claramente esto no era fácil de ejercer en el siglo XIV, y su único medio para conseguirlo era ingresar en un monasterio (solicitud que le negaron más de una vez por no ser virgen). Fue más tarde cuando, después del homicidio de su esposo maltratador, sus dos hijos deseosos de venganza pretendieron matar a ese que osó asesinar a su padre. Santa Rita, angustiada, rezó a Dios con el fin de que ejerciera su voluntad sobre sus hijos, para que así estos no cometieran el pecado de la venganza.

Un año más tarde ambos hijos murieron por una plaga. Y con su «poder» concedido por Dios, la ilusión de Santa Rita de aprender a escribir y educar se hizo posible al ingresar finalmente en el monasterio. La educación en la mujer era algo completamente ilegal que solo se concedía con la gracia de participar en un claustro.

foto santa rita de casia santas feministas
Santa Rita de Casia


La última mujer que quiero destacar, y tal vez la más decisiva, es Santa Teresa de Avila (1515- 1582), quien a través de sus proclamas y escritos se levantó en contra de un orden patriarcal máximo ejercido en su época. Es clave recalcar que fue perseguida por la Inquisición por su sólida crítica frente a una Iglesia injusta. Su vida consistió en una exhausta búsqueda de imparcialidad, educación para la mujer e igualdad de género. En muchos de sus escritos exige que la mujer no sea gobernada por lo masculino. En pleno siglo XVI, profesar esto estaba del todo prohibido; aun así, está claro que no dudó en profesar su disgusto frente al trato y arbitrariedad patriarcal.

foto santa teresa de avila
Santa Teresa de Ávila


Me gustaría concluir mencionando que esta lucha social viene desde hace 500 años. La teología feminista es un aspecto que ha venido construyendo ese afán de justicia y equidad frente a la mujer, y que es necesario conocerlo para, finalmente, promoverlo.


Imagen de la entrada disponible en: https://www.instagram.com/p/BxArggDAyWO/

El resto de imágenes están sacadas del buscador de Google Imágenes.

Deja un comentario