Categorías
CULTURA Nuestros Poemas

Refracción

Autor: Limoncello
Corregido por Laura De Buen Visús

Me decepciono.

A veces me decepciono,
y eso no está mal,
porque si me decepciono
significa que puedo cambiar.

Puedo cambiar esta vida,
puedo aportar mi presencia.
Así cicatriza esta herida
que la daga afilada acertó.
Busco la esencia,
busco el olor.
Rechazo la pantomima
que simula el televisor.

Siento cercana a mi gente,
siento avivada la llama del ser.
Hay veces que pienso diferente
de lo que yo mismo quisiera creer.

Hubo un reflejo en el agua,
del que inocentemente me enamoré.
Y, cuando quise abrazar el reflejo,
en el fondo del lago me ahogué.
 
Sabía que, entre corrientes de agua,
mi ego debía perecer.

Mas no es triste la pérdida
de aquello que quieras perder.
Solo un aullido que arropa
verdes pinares de hiel.
Solo un quejido que evoca
aciago sendero a emprender.

Deja un comentario