Categorías
Colaboraciones

«Pure», la serie que da voz al trastorno obsesivo-compulsivo

Autora: Hellen Hernández Perdomo
Corregido por Laura De Buen Visús

Pure es una serie del año 2019 dirigida por Aneil Karia y Alicia MacDonald en donde se cuenta la historia de Rose Cartwright, una joven escocesa que desde los 14 años sufre un trastorno obsesivo-compulsivo de carácter sexual. Esto le impide llevar una vida normal y, por ello, decide empezar una nueva etapa en Londres.

Toda esa travesía comienza en el aniversario de bodas de los padres de Rose cuando decide dar un discurso delante de los invitados y, sin embargo, no es capaz debido a que empieza a tener visiones sobre los invitados estando desnudos y teniendo sexo entre ellos.

Por ello, y al ver que esta situación también afecta a su relación con sus padres, decide hacer las maletas e irse a Londres con una antigua compañera de clase. Rose comienza entonces a buscar soluciones para conseguir sobrellevar su problema, ya que el hecho de no saber la causa de estas visiones le provoca mucha ansiedad. Entre esas soluciones se encuentra la terapia grupal con gente con problemas comunes al suyo; es ahí donde conoce a Charlie, que se convertirá en su mejor amigo durante este periodo y será quien le dé a Rose la respuesta a sus preguntas sobre el origen de su problema: la protagonista descubre que padece un trastorno obsesivo-compulsivo.

A lo largo de la serie, Rose debe enfrentarse a muchos problemas como son, entre otros, vivir en un sitio nuevo, encontrar un trabajo, vivir con una compañera con personalidad e intereses muy distintos a los de ella o intentar establecer relaciones con diferentes personas de distintos sexos sin que su trastorno obsesivo-compulsivo interfiera en ello. Por desgracia, conforme vaya avanzando la trama, se le irá de las manos y se le complicarán las cosas cada vez más, estando muchas veces al borde de una crisis.

Esta serie visibiliza los problemas mentales y cómo estos afectan a las personas que los sufren. De esta manera, se muestra lo increíblemente dificultoso que es para ellas fingir que no tienen uno —que es lo que pretende la sociedad de hoy— y cómo el mundo les juzga por padecerlo.

Deja un comentario