Categorías
SOCIEDAD

LA (RE)EVOLUCIÓN SERÁ FEMINISTA O NO SERÁ

Autora: Blanca Herrera
Correctora: Laura De Buen VIsús

Quedan pocos días para el 8M, el Día Internacional de la Mujer. Después de un par de años en los que arrasamos con una internacional marea violeta, este año volvemos a luchar por lo mismo y, aunque parezca que poco a poco la sociedad se va concienciando de que el sistema en el que vivimos es de todo menos igualitario, lo cierto es que en muchos otros aspectos no hemos cambiado y parece que volvemos a la época de los cromañones.

Por eso, este domingo 8 de marzo te invito a que alces tu voz contra las críticas que nos llegan por lo que hacemos o dejamos de hacer, por nuestra manera de vestir, por lo que decimos o lo que callamos, por nuestro físico, por no estar siempre maquilladas y estupendas, por no ser simpáticas y educadas; contra la obligación de elegir el rosa sobre cualquier otro color; contra la imposición de jugar con muñecas antes que con coches o con el balón.

Alza tu voz si alguna vez te han llamado puta o zorra por tu manera de vestir, por hacer con tu sexualidad lo que te da la gana o por tener una relación que rechaza la monogamia; alza tu voz si alguna vez te han llamado asesina por apoyar el aborto legal, seguro y gratuito o por cuestionarte la maternidad.

Alza tu voz si cuando has hablado sobre la regla te han puesto cara de asco; si se te ha criticado por no ser heterosexual y cisgénero, o si no han aceptado tu cambio de género y se siguen refiriendo a ti como alguien que no eres. No deben conseguir hacerte daño.

Alza tu voz contra esos comentarios, silbidos y chistidos cuando vas por la calle porque creen que nos agradan; si sigues teniendo miedo cuando vuelves sola a casa por las noches; si sigues acelerando el paso cuando te cruzas con un hombre en la noche y calmándote si es una mujer. Alza tu voz si estás en contra de seguir llevando las llaves como si fueran un puño americano y de cambiar de acera, harta de ser tú la que busque remedios para no ser violada y asesinada mientras que ellos siguen viviendo en la cultura de la violación.

Alza tu voz si se han apropiado de tus ideas o de tus pensamientos, si te han dicho que te calles y que no tienes ni idea incluso cuando eres toda una experta en la materia. Si te han enseñado que tu rival es la mujer que está a tu lado y debes ser mejor y estar por encima de ella; que ella te debe tener envidia y debes humillarla. Si crees que falta sororidad.

Alza tu voz por no seguir siendo un objeto de consumo, de atracción o exótico. Si alguna vez te han prohibido la entrada a algún lugar de culto o si no te han dejado hacer algo por ser mujer. Y si alguna vez te has atrevido a hacerlo, te han insultado, apaleado, tirado piedras, te han ninguneado, degradado y han desdeñado tu esfuerzo. Rebélate si tu religión o cultura no te respeta por ser mujer.

Alza tu voz si sigues sin verte representada en los deportes, en la ciencia, en la política, en las empresas, en el cine, en el arte, en la cocina o en los altos cargos, y no por falta de mujeres a ese nivel, sino porque no les da la gana darte la importancia y la relevancia que mereces. Alza tu voz si estás en contra de que Anónimo siga siendo nuestro segundo nombre.

Alza tu voz por aquellas a las que siguen violando, a las que siguen explotando, a las que siguen golpeando, quemando, decapitando y apuñalando, por las que no se atreven a denunciar a causa del miedo, por las que han muerto en un hospital clandestino. Por las que ya no están.

Amigas, compañeras, hermanas, madres, tías, hijas, novias, todxs: os convoco para que este domingo salgamos a rugir contra todo este sistema que no nos ampara y a conseguir que esta ola sea la que de verdad se quede y arrase como un tsunami.

Porque la revolución será feminista o no será.

Bienvenidas a la (re)evolución.

Deja un comentario