Categorías
Arte CULTURA

Potingue Fest: Edición Brasero

Autor: Albert Limón
Correctora: Laura De Buen Visús

La autoproducción surge como una necesidad derivada del malestar de la cultura actual. Desde hace siglos la industria del arte solo tiene ojos para unos pocos, los considerados célebres, a los cuales colman de elogios y billetes, mientras que por el camino olvida a todos aquellos que tratan de sacar su proyecto adelante con muchos menos recursos. En esta compleja época todo el mundo puede construir, escribir, dibujar e imprimir lo que se le pase por la cabeza y probar suerte. Tenemos más facilidades para crear y, aun así, menos oportunidades para ser escuchados o vistos que nunca antes.

Debido a la desconfianza hacia estos mercados, a los cuales no les interesa la obra sino el beneficio que pueda generar, algunos preferimos confiar en nuestras propias capacidades para blandir nuestro proyecto artístico sin depender de estos especuladores que pueden relegar al olvido a nuestro retoño, fruto de tanto esfuerzo, catalogándolo de fracaso y buscando una nueva víctima a la que chuparle la sangre.

Bajo esta premisa de necesidad expresiva sin dependencias se cimienta el espíritu de la autoproducción, cogiendo fuerza con los años gracias a la sociedad en la que nos toca vivir. Con la inconmensurable cantidad de información colgada en internet de manera gratuita, es más fácil que nunca crear y mucho más difícil ser escuchado. Plataformas como Amazon te ofrecen una amplia variedad de recursos y facilidades para ver tu proyecto hecho realidad pero, al final, las redes sociales te convierten en tu propia marca, teniendo que lidiar con todas y cada una de las facetas que esto conlleva.

Sin embargo, también existe mucha autoproducción más allá de las pantallas, en el mundo tangible, como nos demuestra el Potingue Fest, realizado en CSOA La Redonda en Granada el día 14 de diciembre.

Granada tiene una ya conocida vida cultural de la que puede presumir como pocas ciudades. En muchos de sus rincones se reúnen artistas y artesanos de diferentes disciplinas con la intención de crear y compartir de una manera alternativa a la que los mercados y las empresas nos tratan de imponer, pero en el caso de esta ciudad en particular es incluso peor que una imposición: el gobierno local, independientemente de quién lo forme, lleva años dificultando e incluso censurando el arte en vivo. Explicándolo con un sencillo ejemplo, hacer un espectáculo de mímica en tu propio local es ilegal y tú, como dueño, podrías ser multado.

Por esta misma razón esta ciudad siempre ha albergado proyectos alternativos en espacios okupados y autogestionados como La Indiskreta, breve pero intensa, en el bajo Albayzín, o la coprotagonista de este artículo, La Redonda, en Camino de Ronda. Este último centro social se fundó a finales de los 80 dándose a conocer como 190 CSO, para más adelante pasar a ser Lxs 15 gatos y por último CSOA La Redonda, buscando un replanteamiento del espacio para desarrollar unos nuevos mínimos de convivencia.

Es un espacio de resistencia, libre de drogas, donde se realizan diferentes actividades como los comedores veganos o talleres de circo y de bicis cada jueves. También albergan eventos puntuales y concretos que sean acordes y coherentes con las ideas de un espacio okupado con fines sociales. El Potingue Fest y su apuesta por la autoproducción no podía encontrar mejor espacio donde ser celebrado.

La primera edición de este festival se realizó el 25 de Mayo de 2019 y acudió un número muy decente tanto de creadores como de espectadores, construyendo así una base sólida para posteriores ediciones. En la edición de este año, aunque las actuaciones se programaron de forma similar, sí que se armaron muchos más stands. Entonces, el espacio quedó repartido entre: el escenario, donde primero se daría un curso de payaso, seguido de un evento, para luego dar paso a Antonio Alfaro presentando un micro abierto poético y acabando con variados conciertos; y la zona de los stands, en los que podíamos encontrar desde fanzines autopublicados hasta marcas de ropa independientes, pasando por artesanía con cerámica o variadas ilustraciones.

Horario:

Participantes:

@jezzartt – arte gráfico

Cro (@ratalcantarilla) – arte gráfico

@rosa.cano.delgado– escultura y pintura

@nastycrush_desing – ilustración y artesanía

Smoke Apatrida (@smoke_apatrida) multidisciplinar

@la.casa.incendiada ilustración, diseño y gráficas

@shiroiwani.tattoo – tattoo

@mrnvlor – ilust. y fotografía

@wharrgaarbl – ilustración y dibujo

M. Rozalén? (@mrozalen) – ilust. y dibujo

Karen leon (@karenm_leong) – dibujo il.

@cm.segovia 

Angy BG (@angelabg) – fotografía y dibujo

@martinsabina.ceramica  – cerámica

Camilo Reyes G (@nomadismos) – tattoo

@madbluegipsy – ilust.

Anahata Fotografía (@anahata_fotografia) – fotografía

@caracolartesania • Instagram photos and videos – artesanía

@dame_lachapa – chapas

@lachapass – chapas

Chemowsky (@chemovsky) – ilustr.

@emelupion – ilustr. diseño grafico

aka Cara derroca (@caraderoca) – tattoo

@ratatuajes – tattoo

Hodei Herreros (@hiswel) – multidisciplinar

@ana_pvc

No Borders Granada | Ningún ser humano es ilegal – blog

@homostultus_ediciones– fanzines

@paulaner21

Entramados (@colectivoentramados) – grafica

Antalfar San – poesía, fanzine

Deborah Levrier – fanzine, gráfica

Uranø (@uranx.ed) – revista fanzine

@kedakema – ilustración y dibujo

.buenaMaría. (@mariabuenamuerte) • Instagram photos and videos – ropa, diseños

@labixxa – pegatinas, ilustración

Carmen EmeGe (@unacaperucitapococonvencional) – ilustracion grabado fotografia y textil

@felicidadporsupervivencia • Instagram photos and videos – poesía

Rafael Garcia Artiles (@pajarossobrelacabeza) – fanzines

NXST (@no_ilustracion) – dibujo e ilustración

Lucía García González (@luggarte) – arte multidisciplinar

@kva.eva – fotografía

Alessia Et Cetera (@alessia_et_cetera) – visual artist

@arte.by.lis – pintura

@lomitocolectivo – editorial

@gegart_ – ilustración

Como se puede ver sobre estas líneas, hubo tanto arte reunido en tan poco espacio que mi cartera fue la principal barrera para seguir descubriendo y conociendo maravillosas personas mediante sus creaciones. Con sólo 20 euros pude comprar ilustraciones y pegatinas de @labixxa, @la.casa.incendiada, @francescodevicienti y @caraderoca; varios fanzines de Poesía para tu día, @vomitronic y @pajarossobrelacabeza; y, finalmente, un ejemplar de La Revística. Además disfruté de los conciertos de @lidisura y MY’ND, dos raperas emergentes de los barrios de Granada, y pude bailar al ritmo de la música de Fauno, que fue un gran final para una gran experiencia.

¿Qué puedo compartir con todo esto? Alegría, gloria bendita. Gracias a este festival he conocido a artistas maravillosos y mejores personas, y solo con 20 euros he podido llenar las paredes de mi casa con arte. La autoproducción y la autogestión se están convirtiendo en el camino que muchos creadores deciden tomar para no ver sus alas cortadas y sus raíces arrancadas. En un mundo que te obliga a competir, que haya espacios donde la cooperación sea el método es de agradecer y, en esto, el Potingue Fest ha dado pasos considerables e importantes. Quedamos a la espera de una tercera edición; mientras tanto, disfrutaré de mis espléndidas y recientes adquisiciones.

Deja un comentario